Alérgeno es una sustancia que puede provocar una reacción alérgica. En algunas personas, el sistema inmunitario considera a los alérgenos como "extraños" o "peligrosos" a ciertos alimentos.


Estos son algunos de los alimentos alérgenos:



  • Cereales que contengan gluten, a saber: trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut o sus variedades híbridas y productos derivados.

  • Crustáceos y productos a base de crustáceos.

  • Huevos y productos a base de huevo.

  • Pescado y productos a base de pescado.

  • Cacahuetes y productos a base de cacahuetes.

  • Soja y productos a base de soja.

  • Leche y sus derivados (incluida la lactosa).

  • Frutos de cáscara, es decir: almendras, avellanas, nueces, anacardos, pacanas, nueces de Brasil, alfóncigos, nueces macadamia o nueces de Australia y productos derivados.

  • Apio y productos derivados.

  • Mostaza y productos derivados.

  • Granos de sésamo y productos a base de granos de sésamo.

  • Dióxido de azufre y sulfitos en concentraciones superiores a 10 mg/kg o 10 mg/litro en términos de SO2 total, para los productos listos para el consumo o reconstituidos conforme a las instrucciones del fabricante.

  • Altramuces y productos a base de altramuces.

  • Moluscos y productos a base de moluscos.